Unión enzima-sustrato: una historia de amor, celos, desengaños y bioquímica

¿Te ha gustado? ¡No dudes en compartir!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

2 comentarios en “Unión enzima-sustrato: una historia de amor, celos, desengaños y bioquímica

  1. Me encanta cómo explicáis las cosas de la ciencia. Yo, que soy un poco tiquismiquis, sólo escribo este mensaje para deciros que el activador señalado con la flecha y nombrado como «muérdago», me recuerda al acebo hembra. Un saludo y que sigáis haciendo que os leamos.

    1. ¡Tienes toda la razón! Parece que es una confusión muy extendida asociar la tradición de «besarse bajo el muérdago» a una planta con bolitas rojas que, como dices, en realidad es acebo. ¡Y viendo la viñeta, evidentemente yo también he sido víctima de esa confusión! Habrá que actualizarla y poner un muérdago de verdad. ¡Gracias por tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos Responsables: Alba Mª García Lino e Indira Álvarez Fernández Finalidad: Gestionar los comentarios Legitimación: Aceptación expresa de la Política de privacidad. Duración: Hasta solicitud de eliminación Derechos: Acceso, rectificación, cancelación y supresión de los datos